Skip to content

4 Aspectos sobre el Mantenimiento de tu Motocicleta

Total Dominicana

 

Andar en dos ruedas significa practicidad para algunos y pasión para otros. Pero sin su debido mantenimiento y cuidado pudieras poner en riesgo tu vida y la de otras personas. Muchos de estas medidas no toman mucho tiempo, y la tranquilidad de saber que revisaste personalmente tu motocicleta de punta a punta en una hora podría evitarte que te quedes varado en la carretera para solucionar problemas, esperando en carretera la asistencia de terceros o peor que ocurra un accidente.

A continuación, áreas claves y otros consejos generales sobre el cuidado de tu motocicleta que te pueden salvar dolores de cabeza.

 

 

 

1.Batería

El sondeo con un multímetro (también conocido como tester) puede brindarte un diagnóstico preciso del estado general de la batería (debes ver más de 12.5V DC en los polos sin la llave puesta), pero la elección correcta es un probador de batería que pueda examinar los amplificadores de arranque en comparación con el número correspondiente a la clasificación CCA pegada en tu batería.

De todos modos, sin ningún medidor sofisticado, deberías poder comprender si tu batería está comenzando a deteriorarse por la facilidad con que ésta arranca el motor y su antigüedad. La fecha de fabricación también se puede encontrar en la etiqueta, y si la tuya lleva cinco años, debes pensar en reemplazarla. Es mejor cambiar una batería que todavía funcione a estar a la merced de cuando termine de dañarse por completo, y que sea en un lugar o momento muy inadecuado.

Limpia los polos, luego cubre con grasa dieléctrica para evitar la corrosión. Este también es un buen momento para abrir la caja de fusibles e inspeccionar sus fusibles. Recuerda revisar los repuestos y guarda algunos más si hay espacio. Un fusible quemado es la razón más frustrante para tener que remolcar una motocicleta.

 

2.Neumáticos

No hay forma de exagerar la importancia del buen estado de los neumáticos para un motociclista. Hay que tomar en cuenta su edad y otros factores igual de importantes.

Si adquieres un neumático nuevo y descubres que se fabricó uno o dos años antes, recuerda que todavía tiene mucha vida por delante. Sin embargo, toma siempre en cuenta la fecha de fabricación al examinar el neumático en búsqueda de grietas o endurecimiento excesivo por oxidación. Pero normalmente un neumático nuevo, habrá que cambiarlo solo por desgaste en los años y no por otro tipo de problemas.

 

Si tu neumático tiene indicadores de desgaste, deberías detectar cuándo es el momento de reemplazarlo al notar que la barra de desgaste (colocada en una ranura) queda al ras con la superficie del neumático. Si no estás seguro/a, verifica la profundidad restante de la banda de rodadura en el área del neumático que ha sufrido el mayor desgaste (casi siempre en el centro).

 

Las barras que ves cruzando las ranuras son indicadores de desgaste. Una vez que veas que alcanzan el nivel de la superficie de rodadura de tu neumático, ¡es hora de reemplazarlos!

Por último es importante tener en cuenta el tipo de neumáticos según las superficies donde normalmente manejes y el clima de los lugares que frecuentes. No es lo mismo manejar motocicletas con frecuencia en avenidas, en zonas rurales, zonas montañosas y carreteras.

3.Lubricantes y otros líquidos

Revisa en el manual de tu motocicleta para ver si hay un intervalo de reemplazo en específico de líquido de frenos, coolant y aceite motor. Pero aquellos que manejan mucho o eligen seguir programas de mantenimiento agresivos, lo reemplazan cada seis meses o cada vez que uno de estos líquidos se sobrecaliente.

Sobre el aceite de motor, toma en cuenta que aunque no manejes largas trayectorias, si haces muchas cortas, se crea un proceso de calentamiento y enfriamiento intermitente que hace que la humedad se condense más frecuentemente y debas revisar tu aceite más rápido.

En Total Dominicana, tenemos 3 tipos de lubricantes para motocicletas que se adaptan a la capacidad que necesites. Haz click aquí para más información.

Como regla general, nuestro aceite mineral Total Hi-Perf 4T Special 20W-50, es adecuado para motores de uso común, poca potencia y de baja cilindrada, hasta los 250cc aproximadamente. Su uso en motores de alta cilindrada puede traer problemas de desgaste y reducir su desempeño

Por otro lado, el aceite sintetico Total Hi-Perf 4T Racing 10W-50, es el recomendado para motores de competición, de alta potencia y de alta cilindrada. Su uso en motores de baja cilindrada no implica ningún daño y mejora su desempeño.

Por último, si el motor de tu motocicleta es de 2 tiempos, necesitas agregar aceite al combustible en cada reposición de combustible. Para esta aplicación el aceite semisintetico Total Hi-Perf 2T Sport es el adecuado para proveer la lubricación necesaria a donde es requerida en un motor de 2 tiempos. Recuerda que estos motores también utilizan los aceites 4T en la parte inferior de la máquina, como todas las demás motocicletas.

4.Camina alrededor de tu motocicleta para un chequeo general

Ponte en modo inspector/a y créenos, descubrirás pequeños detalles de mantenimiento que no habías visto en un día regular. Te mostramos ejemplos puntuales:

  • Busca posibles derrames de fluidos en el lugar donde la estacionas

  • Revisa si hay piezas flojas
  • Busca desgastes de todo tipo (gomas, banda de frenos, cadena, etc.)
  • Revisa las luces, la bocina
  • Verifica que tus papeles y permisos estén al día
  • Mantén el engrasado correcto en todas las piezas que hace fricción
  • Limpia y lubrica las cadenas
  • Inspecciona los filtros de combustible
  • Si aplica, ajusta tus espejos

¿Tienes preguntas adicionales? Escríbenos por las redes sociales para asistencia y queda atento a más consejos de mantenimiento preventivo que compartiremos contigo en próximos artículos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS