6 preguntas y respuestas sobre el cuidado de tus neumáticos

Total Dominicana

Tus neumáticos son la única parte del vehículo que tienen contacto directo con la carretera e impactan con el manejo, el frenado y la seguridad en general. Esto hace muy importante que no dejas  ignorar o dejar para luego su cuidado y reparación.

En este artículo te estaremos compartiendo algunas respuestas sobre dudas comunes que puedas tener sobre el mantenimiento preventivo y resolución de percances. Estar informado/a te ayudará a sentirte con mayor seguridad ante el cuidado de tus neumáticos.

 

 

1- ¿Cada cuánto tiempo debo cambiar los neumáticos?

Los neumáticos tienen una vida útil de aproximadamente 4 a 5 años desde su fecha de fabricación. La misma la encontramos en el espacio del código DOT, expresado en 4 dígitos; los 2 primeros expresan la semana y los 2 últimos el año. Es decir, que por ejemplo, el código DOT 2318, indica la semana 23 del año 2018, equivalente a la semana del 4 al 10 de junio del 2018.

Las consecuencias de utilizar neumáticos vencidos se traducen en agrietamientos de la superficie del neumático, pérdida de la superficie, repetidas ponchaduras y hasta explosiones espontáneas del neumático mientras vas conduciendo.

Por otro lado, la vida útil y kilometraje de tus neumáticos se condicionan de una combinación de factores como su diseño, tus hábitos de manejo, el clima, las condiciones de las carreteras que frecuentas y el cuidado que les pones. El cuidado preventivo te ayudará a mantener su tiempo de vida promedio.

2- ¿Cuándo y cómo debo revisar el estado de los neumáticos?

Te recomendamos comprobar la presión de los neumáticos entre cada mes o mes y medio. Hazlo parte de tu propio mantenimiento mensual porque, en promedio, los neumáticos pierden alrededor de una libra de presión por pulgada cuadrada (PSI) cada mes; esto hace que se desinflen, aumenten el gasto de combustible y te hagan más propenso a accidentes.

Si manejas en carreteras con baches y escombros o conduces largas distancias regularmente, entonces debería inspeccionar tus gomas con mayor frecuencia de la anteriormente recomendada. También inspecciona los neumáticos antes de cualquier viaje largo.

Cuanto más a menudo se realicen estas inspecciones, más fácil será encontrar cualquier problema menor, como clavos o presión baja, y así poder arreglarlos antes de que se convierta en un problema más costoso y de mayor riesgo para tu seguridad.

 

3- ¿Qué debo revisar al observarlos?

Existen varios aspectos que tu mecánico o centro automotriz podría revisar durante tu visita periódica de mantenimiento, como la alineación, rotación y balanceo. Pero en tu chequeo mensual te recomendamos observar:

 

  • Si les falta aire o tienen aire excesivo: La poca presión de aire hace que los bordes externos del neumático entren en contacto con la carretera y no debería pasar. En el otro extremo, demasiada presión de aire hace que la sección central del neumático se ponga en contacto con la carretera y provoque desgaste prematuro. Debes rellenar tus neumáticos acorde a las especificaciones de presión de aire para la marca, modelo y año de tu vehículo. Por lo general, la presión de un vehículo liviano es 30 PSI, pero te recomendamos buscar el indicador exacto en tu manual de usuario, en la puerta del conductor o, si no tienes ninguna de estas dos opciones disponibles, en el sitio web oficial de la marca de tu vehículo.
  • Si tienen desgastes: Es hora de revisar la razón y procurar las medidas para evitar que se sigan desgastando (a veces pasa porque les falta alinearlas, si le falta o tienen mucho aire, hay problemas con los amortiguadores, entre otros) y si tienen menos de 2 milímetros de profundidad de sus rodaduras es necesario cambiarlos de inmediato. De lo contrario no podrás frenar correctamente y son más propensas a accidentes. De todos modos, los neumáticos tienen un “indicador de desgaste” entre los surcos para ayudar a ver el desgaste, cuando el nivel de la goma llega a este indicador es hora de reemplazarlo.

4- ¿A qué debo estar pendiente mientras voy manejando?

Cuando conduces podrías escuchar sonidos o sentir irregularidades que estén afectando los neumáticos. Presta atención a los siguientes casos:

 

  • Vibración inusual o ruido mientras se maneja: Pueden indicar un neumático desbalanceado o con otros problemas. En ese caso, lleva tu vehículo de inmediato al mecánico.
  • Un tirón hacia un lado: Si conduces a una velocidad constante y sientes un tirón hacia un lado, esto puede indicar que un neumático del lado de donde está halando le falta aire o está dañado. Si no ves estos problemas en los neumáticos de ese lado, podría ser una mala alineación o un problema de frenos.
  • Sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS) encendido. En vehículos modernos existe un sistema que alerta cuándo hay uno o más neumáticos por debajo de la presión adecuada. Esto se evidencia en el tablero del vehículo con una luz de testigo color amarillo como la de la imagen. Si la presión está en orden y se mantiene encendida, es un indicador de una falla en el sistema de monitoreo de presión y hay que llevar el vehículo al taller a corregir dicha falla.

5- ¿Cómo revisar la presión del aire?

Sigue los siguientes pasos para que tus neumáticos tengan la presión correcta:

 

1. Retira la tapa de la válvula del neumático.

 

2. Coloca el medidor sobre la válvula del neumático y presiona firmemente para que no se escuche el escape de aire. El medidor te indicará cuánta presión hay en el neumático. Para esto puedes adquirir un medidor de presión PSI o pasar por cualquiera de nuestras estaciones donde podrás verificar en nuestros dispensadores de aire la presión actual de tus neumáticos. Conoce aquí las estaciones Total cerca de ti en toda la República Dominicana.

 

3. Ajusta la presión de aire del neumático según sea necesario. Cuando agregues aire, empuja firmemente la manguera de aire en la válvula hasta que el aire deje de escaparse. Verifica la presión cada par de segundos para ayudar a determinar la cantidad de aire que entra en el neumático hasta alcanzar la presión de aire recomendada. Si la presión del neumático es mayor de lo que debería ser, usa la boquilla en el medidor de neumático para presionar el centro del pitillo de la válvula del neumático y liberar aire.

4. Vuelve a colocar la tapa de la válvula.

5. Repite el proceso con los otros neumáticos. No olvides también revisar la presión de aire del neumático de repuesto.

6- Uno de mis neumáticos se acaba de pinchar en la carretera, ¿qué hago?

Si uno de sus neumáticos explota en la carretera durante un viaje a altas velocidades, a continuación, algunos pasos importantes que debes tener en cuenta:

  1. Agarra firmemente el volante y no frenes bruscamente.
  2. Deja que tu automóvil disminuya gradualmente la velocidad, sacando el pie del acelerador.
  3. Deja que tu vehículo ruede hacia los lados de la carretera o hacia una salida. No te detengas en medio del tráfico.
  4. Frena ligeramente una vez fuera de la carretera hasta que se detenga.
  5. Enciende tus luces intermitentes de emergencia.
  6. Llama a tu centro de asistencia de confianza, puede ser tu seguro, compañía de grúas o al 9-1-1.
  7. Mantente a una distancia segura de tu vehículo mientras esperas que llegue la ayuda.
     

 

¿Tiees preguntas adicionales? Escríbenos por las redes sociales para asistencia y queda atento a más consejos de mantenimiento preventivo que compartiremos contigo en próximos artículos.