Cómo cuidar tu vehículo del sol y de otros factores del ambiente

Muchas personas se sorprenden cuando se enteran de qué tan dañinos son los rayos ultravioletas. Los rayos UV son invisibles, pero súper impactantes negativamente en nuestra piel, en otros seres vivos y en la pintura y el interior de tu vehículo, haciendo que se envejezcan antes de tiempo. En República Dominicana los daños por el sol pueden ser una mayor preocupación que en otros países del mundo porque cada año recibimos hasta más de 2,675 horas del sol dependiendo de la región; ¡Punta Cana puede llegar a recibir 3,050 horas de sol en un año!

En este artículo pretendemos darte unos importantes tips para prevenir dentro de lo posible estos daños prematuros a tu pintura y daños a las piezas interiores causados por el sol y también por otros elementos en la atmósfera.

 

1- Busca la sombra

La mejor forma de proteger la pintura de tu vehículo y su interior es limitar el tiempo que pasa recibiendo la luz directa del sol. Sabemos que a veces esto se te puede dificultar si no tienes parqueo techado, pero si puedes elegir entre, por ejemplo, buscar un parqueo en la calle bajo una sombra que está un poco más lejos y uno frente a tu destino sin sombra, haz el ejercicio de caminar un poco más y provéele a tu vehículo menos exposición al sol, especialmente en las horas cercanas al mediodía.

 

2- Utiliza un Parasol

Los accesorios conocidos como cubresol, tapasol o parasol eran muchos más populares hace unos cuantos años que ahora. Se trata de coberturas diseñadas para colocar en el vidrio frontal de tu vehículo cuando está estacionado y ayudan a reducir la exposición directa de los rayos del sol al interior protegiendo así los asientos, el volante, el tablero y todo lo demás que le dé la luz del sol.

Lo ideal es que puedas conseguir un parasol diseñado para las dimensiones de tu vehículo garantizando así la protección más adecuada. Estos se pueden conseguir en cualquier tienda de accesorios para vehículos.

 

 

3- Utiliza funda protectora

Si eres una persona que no tiene parqueo techado, una buena opción sería utilizar una funda protectora con las dimensiones de tu vehículo que lo proteja de los rayos UV, lluvia, evitar una temperatura elevada en el interior del vehículo y detener los excrementos de aves, polvo y  arañazos.

 

4- Lávalo a Menudo

Un vehículo que es lavado regularmente para remover el exceso de partículas externas es un vehículo a la que su pintura le será más duradera. Lo que es considerado regular dependerá de las condiciones atmosféricas en donde transitas y parqueas tu vehículo, pero considera lavarlo por lo menos cada 7 a 10 días.

En nuestros lavados automáticos Total Wash te esperamos con una cálida bienvenida y un servicio excepcional. El objetivo es que en un corto tiempo puedas lavar tu vehículo con la oferta que más se ajuste a tu tiempo y tus necesidades.

 

5- Aplícale un Tratamiento de Cera

Luego de un lavado de vehículo profesional, la cera es el paso final pero que muchas veces ignoramos. El encerado es ideal para evitar que los rayos UV maltraten prematuramente la pintura y ayuda a evitar que la contaminación y la suciedad se adhieran a la pintura y  causen manchas y picaduras a esta, siendo recomendable una aplicación cada 2 o 3 meses. También ayuda a conservar más el lavado debido a que repele el agua, y no permite marcas de gotas de agua.

ejemplo_pintura.png

 

Ejemplo de pintura con picaduras

 

6- Revestimiento de Pintura

Para un nivel de protección superior, ahora existen una serie de revestimientos que cubren y protegen la pintura de los vehículos dejándoles un brillo profesional. También existen coberturas plásticas ultrafinas pero que protegen la pintura dándole una apariencia mate al vehículo. Estos productos vienen en capas especiales o aerosoles líquidos que pueden ser aplicados por profesionales o propietarios experimentados. Te recomendamos que le preguntes sobre ellos en tu centro automotriz de confianza para que conozcas todas las opciones disponibles para tu vehículo.