Mantenimiento 101: Guía básica que toda mujer debe saber sobre el mantenimiento de su vehículo

Tips de Mantenimiento Total

En una época donde las mujeres están teniendo más autonomía laboral y familiar, y que en el parque vehicular de la República Dominicana se han mantenido en crecimiento como propietarias de vehículos, se hace cada vez más necesario contar con guías básicas que empoderen a la mujer no sólo de saber llevar su vehículo al mecánico o asistirse sin ninguna participación a un allegado masculino, sino que conozcan más sobre su vehículo para procurar sus cuidados básicos de mantenimiento preventivo y cómo detectar a tiempo posibles fallas técnicas. 

A continuación, seis conceptos básicos sobre el cuidado de tu vehículo que te pueden ser útil ahora mismo.

1- Conoce lo básico de tu vehículo

Muchas mujeres se sienten intimidadas cuando le hablan de la mecánica de un vehículo, sin embargo no hay por qué estarlo. No es necesario que aprendas tanto que puedas abrir un centro automotriz, pero sí que conozcas las partes fundamentales del vehículo para su funcionamiento (como motor, transmisiones, batería, radiador, líquidos, entre otros), que si escuchas un ruido saber de qué parte viene y qué puede ser, entre otros. Para ello te recomendamos que primero recurras al manual que trae tu vehículo. También puedes buscar en internet páginas web, foros y vídeos informativos especializados en su marca o hasta en el modelo.

2- Consigue un Mecánico o centro automotriz de confianza

Asiste a un mecánico o centro automotriz especializado de confianza para cualquier eventualidad y para los mantenimientos regulares. ¿Cuáles son algunas de las características que atribuyen confianza a su servicio?)

  1. Está apropiadamente certificado en la marca y en el modelo de tu vehículo.
  2. Puedes comprobar sus años de experiencia, preferiblemente por referencias de personas que conoces.
  3. Te habla con tono profesional y respetuoso
  4. No intenta venderte en primer instante, sino que realiza un diagnóstico detallado del vehículo y una lista de recomendaciones a reparar.

3- Realiza los chequeos regulares recomendados por el fabricante

No tienes que esperar que el vehículo se dañe para cuidar de él, como el cuerpo humano, si te ocupas de su cuidado preventivo regular evitarás problemas mayores. Busca en el manual de usuario de tu vehículo las recomendaciones del fabricante y define con tu especialista automotriz las fechas de cambio de los distintos líquidos y aceites, además de la revisión de neumáticos, las luces, los frenos, el aire acondicionado, las transmisiones, entre otras.  Fija en un calendario con las fechas y dale seguimiento.  Visita nuestra sección de Lubricantes y Fluidos Especiales y conoce los mejores para ti.

4- Dime de qué color goteas y te diré quién eres: Conoce los colores de los líquidos de tu vehículo

Si mientras tu vehículo está estacionado notas que ha estado manchando el parqueo es generalmente tiempo de revisarlo. El color del escape del líquido te ayudará a determinar qué debes revisar:

  • Marrón oscuro a negro: Aceite del motor
  • Rojizo marrón, líquido espeso: Aceite de la transmisión (Para que los cambios de la velocidad pasen bien). Suelen aparecer en el centro del vehículo.
  • Rojizo marrón claro, líquido poco espeso: Líquido hidráulico (Lo que hace que el guía gire suavemente). Suelen aparecer en el frente del vehículo.
  • Transparente a marrón y pegajoso: Líquido de frenos.
  • Tonalidades neón en verde, amarillo o rosado: Coolant o Refrigerante (Regulan la temperatura del motor)
  • Transparente: Agua. Esto normalmente pasa por algún descargo normal del aire acondicionado.

5- Mantén el seguro al día

¿Sabías que según datos de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y la Cámara Dominicana de Aseguradores y Reaseguradores (CADOAR) sólo alrededor del 30% de los vehículos que componen el parque vehicular dominicano está asegurado? Te recomendamos que tu vehículo pertenezca a esta fracción asegurada y lo mantengas al día. Esto te permitirá estar más tranquila al manejar y proceder mejor ante posibles eventualidades.

6- Ten un kit de emergencia

Uno no sabe lo valioso que es esto hasta que lo necesita. Por eso te sugerimos que tengas un en el baúl y lo revises con cierta regularidad para asegurarte que todo su contenido se mantenga útil. Este kit no solo implica curitas, alcohol y otros elementos esenciales ante accidentes, también cables de arranque auxiliar (también conocido popoularmente como cables de jompeo) por si la batería se descarga, un foco, cinta pegante, triángulo de seguridad traslúcido, gato hidráulico y goma de repuesto.

 

Hay muchas cosas más que tener pendiente, pero estas seis harán que manejar sea más fácil, económico y seguro.

 

¿Tienes preguntas adicionales? Escríbenos por las redes sociales para asistencia y queda atento a más consejos de mantenimiento preventivo que compartiremos contigo en próximos artículos.