Aceites de motor en automovilismo



Vehículo competición Total

Los aceites de motor para automóviles tienen aplicaciones varias conforme al tipo de vehículo y las condiciones de uso de éste. Vamos a ampliar sobre el tema hablándote de los aceites de motor en el automovilismo, abarcando las diferencias entre los aceites de carrera y los aceites convencionales que utilizan los vehículos en condiciones estándares.

Los aceites convencionales, tanto los sintéticos como los minerales, se utilizan para condiciones de uso normal de los vehículos de motor cumpliendo con estándares definidos por el fabricante del motor. Los aceites para vehículos de carrera tienen condiciones de uso muy distintas, ya que los motores de automovilismo son de alto rendimiento y tienen exigencias particulares, como las altísimas presiones y temperaturas por lo que, los lubricantes que utilizan, deben variar a fin de proporcionar un funcionamiento óptimo del motor y así poder mantener su desempeño.

Ambos lubricantes cumplen las mismas funciones dentro del motor: limpieza, lubricación evitando desgaste entre las piezas móviles del motor, refrigera manteniendo el motor en una temperatura adecuada y en muchos casos permite el ahorro de combustible. La diferencia radica en la formulación química del fluido base y los paquetes de aditivos necesarios para cumplir con estas funciones, dadas las condiciones extremas a las que se enfrentan los automóviles de carreras; conforme a su composición, los aceites para motores de carreras deben ser sintéticos de manera obligatoria. Las especificaciones de estos vehículos son dadas por el fabricante del vehículo, aunque es más común encontrar motores modificados por talleres particulares, sin un diseño estándar; para esto tenemos productos que hacen el esfuerzo de cubrir la mayor parte de las necesidades comunes en estos motores modificados. Un ejemplo es el producto TOTAL QUARTZ Racing 10W-60. 

Los aceites de motores de carrera son vitales para un cumplimiento óptimo de sus funciones, ya que los motores de automóviles de carrera producen mayor potencia, se mantienen operando con altas temperaturas y giran a un número de revoluciones mucho mayor que los motores de vehículos convencionales. Todas estas características hacen que las condiciones de exigencia a las que se someten los motores de competencia sean mayores generando una carga de trabajo más alta sobre las piezas móviles en el interior del motor. Si el motor no está debidamente lubricado, se verá seriamente afectado.

Total a nivel internacional maneja alianzas con equipos de automovilismo compartiendo juntos una carrera de éxitos y demostrando cómo dos fuerzas aliadas pueden lograr grandes cosas juntos como equipo en cualquier situación que se atraviese en el camino. Equipos como Peugeot Red Bull Racing (Rally Paris-Dakar), Aston Martin Racing (FIA Le Mans Series) y Citroën (FIA WRC & WRX Championships) con el que recientemente cumplimos 50 años de alianza en el mundo del automovilismo, nos hacen sentirnos orgullosos de demostrar el nivel de detalle, empeño y ejemplo de trabajo en equipo que nuestros expertos de lubricación ponen en cada temporada para lograr cumplir los más altos estándares de calidad en el desempeño de nuestros aliados en el automovilismo.

¿Estás interesado en conocer más sobre los diferentes lubricantes que tenemos en el mercado local? Ingresa a nuestro catálogo de productos.